Los tipos de ventilación más comunes en los edificios

Los tipos de ventilación más comunes en los edificios

En una empresa constructora en Sevilla siempre se tienen en cuenta todos los aspectos relacionados con la construcción de un edificio, por ejemplo. Dentro de esos aspectos podemos encontrar algo tan importante como es la ventilación, indispensable para poder garantizar la máxima habitabilidad y confort.

Tipos de ventilación comunes en los edificios

La ventilación en una edificación es algo de gran importancia para conseguir un buen confort térmico, potenciar ambientes saludables y hacer que los materiales tengan una vida operativa más larga.

Tiene como objetivo asegurar un intercambio óptimo de aire que no deseamos por otro más renovado y purificado, garantizando que los habitantes gocen de una vivienda cómoda, saludable y que con el tiempo se conserve en buenas condiciones.

Los dos tipos de ventilación más comunes son la ventilación híbrida y la forzada. La híbrida es una clase de ventilación controlada donde, siempre que las condiciones y temperatura sean favorables, la renovación del aire se produce mediante ventilación natural. Si las condiciones no lo son, se activa la ventilación forzada gracias a un sistema de extracción mecánica.

En el caso de la ventilación forzada, es la que se encarga de renovar el aire mediante el uso de dispositivos electromecánicos. Los caudales no se ven afectados por las condiciones del clima y las diferencias de presión se generan por los extractores, pudiendo ser más altas, pero también más controlables.

Esta clase de sistema permite la máxima flexibilidad en lo referente al diseño de los conductos dado que no tiene límites de longitud ni restricción de los ramales horizontales.